Duduyemi

Débil o Dura ¿Cuál es tu percepción?

Débil o Dura ¿Cuál es tu percepción?

Tanto si eres una mujer emprendedora como si no, si quieres tener confianza en ti, has de desarrollar ciertas habilidades comunicativas que te permitan conectar con las personas sin que esto se convierta en un dilema. 

Es recurrente encontrarme con mujeres que no saben transmitir y comunicar el trabajo que desarrollan con claridad y tampoco saben comunicar los puntos más potentes que las hace diferentes.

Llevo 20 años con mi proyecto y sé de primera mano lo frustrante que es dar vueltas un día tras otro sin sacar alguna conclusión clara al respecto. Cuando miro atrás, veo que mi dispersión me impedía definirme y focalizarme  porque no tenía estrategia comunicativa y me sentía sin la capacidad de transmitir frente a una cámara o frente a personas desconocidas con autenticidad.

Todas necesitamos aprender a conectar con una parte de nosotras que nos permite abrirnos a una nueva comunicación mucho más asertiva, natural y auténtica. Quizás no la necesites desarrollar en el ámbito profesional pero sí en el personal. 

Si quieres conectar, influir y gustar, primero tienes que tener claro qué es aquello que te permite tener autoridad. 

¿Qué es la autoridad comunicativa? 

Es aquella que primero se sostiene en el cuerpo. Esta te permite sentir que estás enraizada y firme para poder darte el lugar que mereces. A través de ella sientes que los pasos que vas dando hacia aquello que necesitas darte, están acompasados. Estos pasos son ligeros y determinados y tienen esa maravillosa habilidad de sacarte de la parálisis y del descontrol que en muchas ocasiones te hace dar palos de ciego. 

¿Y qué sucede si mi autoridad comunicativa no está bien configurada o asentada? 

Cuando no hay autoridad suele haber dos crisis con diferentes comportamientos que nos llevan de cabeza a la frustración: 

  1. Crisis por agotamiento: Su estilo te lleva a intentar hacer de todo. Parece que tus cartuchos son interminables. Tiene el vicio de mantenerte en una energía de agobio e intensidad constante que no termina de enfocarte y que suele hacerte creer que nunca es suficiente. Cuando estás en esta crisis crees que es más importante la cantidad que la calidad.
  2. Crisis por parálisis y procrastinación. Cuando estamos aquí, la cabeza se ilusiona con aquello que nos encantaría alcanzar, pero pensamos que las situaciones actuales no nos acompañan para conseguirlo. O bien porque no tenemos “suerte” y nos conformamos con vivir una vida que no podemos cambiar, o bien porque que cambiarla puede suponer un riesgo tan grande que nos auto convencemos que es mejor quedarnos como estamos. 

Estas dos crisis se ven afectadas por una autopercepción errónea que te lleva a dar una apariencia de dura o de débil. 

La crisis por agotamiento y la imagen de tía dura:

Esta te hace creer que bajar la guardia es de fracasados y de perdedores. Te mola pensar que eres una tía dura que puede con todo y hasta en ocasiones has tenido la osadía de meterte en jardines que nos son tuyos. ¡Que nos conocemos amiga! Esta crisis te manipula hasta tal punto que te cuesta reconocer que durante mucho tiempo te has estado engañando. Si eres de estas, ha llegado el momento de cambiar la fachada que hasta ahora te ha representado, para dejar la dureza a un lado y trabajar en la delicadeza que necesita la autoridad de tu imagen. 

La crisis por procrastinación y la imagen de mujer débil:

Esta te hace creer que si te activas, te enfocas e inicias la acción vas a perder comodidad, placeres y estabilidad. Si estás subida a este carro resonarás con lo que digo…Pensar en ti como una mujer sin recursos y sin opciones te hace cada vez más conformista. Deja de pensar que tomar las riendas de tu vida puede traer episodios peligrosos a tu vida porque es justo lo contrario. 


Cambia tu debilidad por la firmeza y trabaja en la autoridad que necesita tu imagen. 

Abrazo fuerte y feliz finde. 

Más leído

duduyemi.es

Post relacionados

Tengo miedo a no gustar

Cuando buscamos exponernos ya sea en el ámbito social o profesional surgen  dudas sobre una misma que nos llevan a ciertos  bloqueos comunicativos como: Cada

Pago a través de transferencia bancaria​
Indíquenos vuestros datos y enviaremos las instrucciones para poder realizar el pago a través de transferencia bancaria
Opciones de pago financiado
Pago mensual

2 cuotas de 410€ Cada una