CÓMO PROYECTARSE HACIA LA META

«Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo». Aristóteles.