Duduyemi

¿Qué “tara” te roba la autoestima?

¿Qué “tara” te roba la autoestima?

Buenos días bell@!  Arrancamos la semana, ya solo queda un día para el cambio de mes ¡jur jur! 

Hablemos de las amenazas que están ancladas a la idea de que tienes un defecto y que por culpa de este, no te ha quedado otra que crear una forma de ser y de vivir opuesta a la que te hubiera gustado…

En todos estos años en los que llevo acompañando a personas a reconstruir su autoconcepto y recuperar la confianza, cada vez soy más consciente de que todos y cada uno de los seres humanos creemos venir a esta vida con una tara que no nos permite avanzar como nos gustaría…

Sin ser muy conscientes de ello, le hemos otorgado tanto derecho y potestad que ha hecho mella sobre nuestra autoestima, y ahora se cree que tiene el mando de nuestro control. 

Hemos engrandecido nuestra tara en vez de empequeñecerla, ella se lleva gran parte del protagonismo de nuestra vida y es más que lógico que a estas alturas tenga vida propia.
La tratamos como a una enemiga que nos persigue las 24 horas del día sin darnos cuenta, que es justo al revés, que la que l@ perseguimos somos nosotr@s a ella. 

O bien vivimos amargad@s con ella creyendo que no tiene remedio, o vivimos por y para ella intentando domarla para ocultarla. Y da igual donde te posiciones, ya que en ambas partes hay frustración y lucha por querer eliminarla y así por fin ser distintos a cómo ya somos. 

Cada día conozco a personas que viven con una manía persecutoria hacia esta parte de sí mismas que intentan destruir. Yo he sido esa persona durante largos años, e incluso cuando me descuido, vuelvo a caer…No somos conscientes que hacer esto es algo así como decirle a tu “peor parte” que no puedes vivir sin ella por mucho que la detestes. Es como si fueras adicto a su mal, como si creyeras que te mereces tenerlo y pasar por las consecuencias amargas y negativas que aporta a tu vida, ¡y no, no exagero! Trabajo sobre ello todos los días. 

Si le dedicáramos el mismo tiempo a nuestro lado perfecto podríamos sentir todos los días que lo somos. Y además sin “peros” ¿Te imaginas? Pero no desde la perfección del ego esa que nos dice que nosotros no tenemos nada que aprender, que ya si eso lo hagan otros. Me refiero a la perfección que nos grita: ¡estás preparad@ para potenciarte sin creer que eres un farsa!, ¡sin creer que no eres tanto como te crees!  ¡y sin creer que puedes decepcionar a alguien! Hablo de la perfección que te hace saber que puedes ser tú sin restricciones ni añadidos, así sin más. 

Tal y como enredamos con la inconformidad que provoca nuestra tara, hay que empezar a plantearse con honestidad que quizá tengamos cierta adicción a ella y al manejo que esta produce en nosotr@s. Sabemos cómo funciona, qué hace mal, cómo y cuándo nos estorba y nos fastidia la vida en las relaciones de pareja, familia, en la relación con el dinero, con el compromiso, la disciplina, etc. 

Pero ¿Para qué tratamos todos los días con esta parte que nos hace un año tras otro meternos en la encrucijada de estar en lo mismo de siempre una y otra vez? 

Tenemos que entrenar a nuestra mente para poder salir de esa parte que nos posee y que nos lleva de cabeza a querer cambiarnos sin obtener los resultados que esperamos. Lo que sí te puedo decir, es que las cosas que quieras cambiar de tu vida y de ti se convierten en imposibles porque no paras de enfocarte en lo que necesitas extirpar de ti. Y desde ahí poco o nada se consigue, aunque de primeras creas que sí, ya estás viendo que por ahí no es. 

Una cosa es poner la intención diaria en querer ser de una forma determinada que te ayude a creer que te vas acercando a lo que buscas y a lo que sabes que eres y que has olvidado, y otra muy distinta, es querer exterminar una característica de tu persona que diariamente te lleva a maldecir un aspecto de tu vida y de tu persona. 

Si vas a mirar lo que tienes en defecto, has de comenzar por mirar lo que te llena de vida y de ilusión. Y tiene que ver con algo que reside en ti. Algo que te empuja y te deja estructurar tu crítica, tu parálisis y tu miedo. 

Y tú ¿Qué tara crees tener? ¿Cómo crees que te fastidia la vida? ¿En qué área de tu vida crees que te resta ? 

¿Sabrías decirme una capacidad que tenías cuando eras pequeñ@ que sigues viéndolo en ti ahora ? 

Es necesario rescatar lo que es nuestro, cada año tenemos una nueva oportunidad de hacerlo. 
Te deseo mucha valentía para que tus nuevos hallazgos se den. 

Feliz febrero amig@ 

Más leído

Sin categoría

No te creas todo de ti

Tomarse tan en serio tiene sus inconvenientes…Y hoy, quiero compartir contigo dos de ellos: la rigidez y la falta de inocencia. Estos te van quitando

Leer Más »
duduyemi.es

Post relacionados

Tengo miedo a no gustar

Cuando buscamos exponernos ya sea en el ámbito social o profesional surgen  dudas sobre una misma que nos llevan a ciertos  bloqueos comunicativos como: Cada

Pago a través de transferencia bancaria​
Indíquenos vuestros datos y enviaremos las instrucciones para poder realizar el pago a través de transferencia bancaria
Opciones de pago financiado
Pago mensual

2 cuotas de 410€ Cada una