“No viajamos para escaparnos de la vida, sino para que la vida no se nos escape”

Cuando llega el momento del destape y el calor, nuestro mundo se reduce a tener un foco : VACACIONES.

Nuestro pensamiento más latente es viajar para sentir que somos libres, que podemos derrochar vida y así poder olvidarnos de la rutina que llevamos. Cuando uno siente que lo que deja atrás es peor que lo nuevo que está por recibir, se resiente y esto hace que la vuelta a lo de siempre sea critica.

Llevo años pensando en la carga emocional que lleva la palabra desconexión y cómo la usamos constantemente en el periodo vacacional. Hace aproximadamente dos años, me di cuenta que no necesitaba desconectar, sino más bien CONECTAR en cada viaje que hacía,  ya que de manera constante nos encontramos en momentos diferentes y esto requiere ANALIZAR Y PENSAR  si estamos siendo felices en nuestro desarrollo diario.

Si pensamos que somos carentes en algo y ese algo no nos aporta felicidad, siempre vamos a querer escapar de ello: Familia, trabajo, estudio etc.

Lo cierto es, que hace años antes de trabajar de mi pasión sentía un gran alivio al irme de vacaciones, me olvidada de todo, la vuelta de la rutina me horrorizaba y tan sólo pensaba en buscar la manera de congelar el tiempo para extenderlas más y más.

Ahora disfruto de mis días, mi trabajo me permite cada vez desarrollar más mi pasión, cada día es un viaje diferente, un aprendizaje constante lleno de experiencias que me lanzan al más puro encuentro con lo que verdaderamente me hace feliz. Todos y cada uno de nosotros nos merecemos esto, todos tenemos un talento que no estamos desarrollando y el tenerlo aparcado nos impide que podamos hacer de nuestro trabajo nuestra PASIÓN. 

El verano trae consigo una emoció que nos habla de la toma de conciencia, nos habla de la conexión con la creatividad, con el amor y la comunicación. Por eso es importante que además de pensar en el disfrute, des un paso más y analices que cambios puedes dar y pregúntate :¿Qué hay en tu cabeza que te gustaría hacer? Y llévatelo como compañero de viaje.

Sin preguntas no hay respuestas, y las vacaciones son perfectas para sacar conclusiones desde la paz y el descanso. 

OS PROPONGO UN VIAJE  DIFERENTE:

1-Comer bien y tener hábitos que te ayuden a estar en equilibrio, como por ejemplo aprender a meditar cada mañana 5 minuts y eliminar un alimento que sepas que no te sienta bien.

2-Descansar y CONECTAR con lo que te haga feliz  darte tu lugar de la manera que quieras : Ver el mar o montaña en soledad y regálate unos minutos para ti.

3-Ríete, mucho a carcajadas todos los días tu sólo o en compañía y muévete haz algo de ejercicio, baila o camina  un rato largo todos los días.

4-Elimina todo aquello que no te haga feliz, haz una lista de cosas y piensa que puedes hacer a la vuelta de tus vacaciones que sume y mejore tus días.

Que paséis un verano lleno de PAZ, SERENIDAD Y DIVERSIÓN. La vida es un regalo, no la malgastes queriendo escapar. 

“Tu tarea es descubrir tu mundo y luego entregarte a él con todo tu corazón”.Buda. 

Hasta la semana que viene bellos y bellas. Namasté.

Leave a comment