“El manejo del color siempre es la clave para lucir chic” Oscar de la Renta.


¿Por donde debo comenzar si quiero tener una imagen atrayente y potente?

La psicología del color es la base  principal para comenzar a conocerse y crear diferentes impresiones frente a los objetivos que tengamos tanto personales como laborales.

Como os explicaba en el post anterior de los colores, la colorterapia además de utilizarse para conocer cuales son los colores que mejor te sientan para vestir, maquillarte y teñirte el cabello, también es una herramienta utilizada para provocar diversas emociones en el marketing y publicidad, e incluso hay terapias que utilizan técnicas con colores para inducir al paciente a emociones concretas.

Ya que nos ayudan a potenciar nuestras cualidades físicas y emocionales o acentuar nuestras imperfecciones físicas y emocionales, lo primero que debéis saber es a que estación del año pertenecéis para poder haceros combinaciones exitosas, radiar belleza y proyectar armonía a través de las sensaciones que estos nos ayudan a transmitir.

Las cuatro estaciones del año representan los grupos de colores que existen para cada persona:

Invierno y verano representan los colores fríos: verde Gucci o pino, burdeos, fuksia, blanco, negro, azul eléctrico, amarillo, gris etc.

Primavera y otoño representan los colores cálidos: verde manzana, musgo, militar, coral, crema, marrón, turquesa, mostaza, naranja etc.

Y como cada color es útil para proclamar  diversos significados… ¡Hoy hablo del marrón!

El marrón es el color de los cálidos por excelencia, es el menos apreciado y más rechazado por el 17% de las mujeres y el 22% de los hombres. Se le asocia con lo descompuesto, lo desagradable y con los excrementos. Ya en la edad media se consideraba el color más feo y pobre, era el color utilizado por los campesinos, siervos, monjes y mendigos, los que vestían con colores luminosos simbolizaban su estatus social.

Es un color que tiene mucha aceptación en la comida como el chocolate, canela y el café son alimentos muy gustosos que provocan placer. Al igual que para la decoración es el color idonio ya que al ser el color de la tierra, troncos y madera crea espacios donde predomina el confort, cercanía y calidez.

El color bronceado en la piel es otro aspecto curioso de este color, se puso de moda cuando después de la segunda guerra mundial en los paises nórdicos, las personas que lucían la piel morena eran aquellos que demostraban que podían permitirte unas vacaciones en el sur. Cocó Chanel en 1920 consideró que la piel pálida de las mujeres de ama de casa recluidas en el hogar, ya no estaba de moda.

Además de todo lo nombrado, el color marrón tiene su “punto” y si lo sabes combinar y dominas su arte puede ser un acierto como los que están aquí presentes.

Para los hombres en el ámbito político nunca  se verá este color como traje, pero si quizá en detalle como una americana combinado con azul, negro o blanco para dar un aspecto clásico, cercano, caballeroso y elegante aunque menos imponente que el azul o el negro.

Para mujer si lo tuyo son tonalidades cálidas este color puede sentarte de maravilla y dar un aspecto “pijo” y de estatus social alto o sencillamente darte elegancia, tranquilidad calma y buen gusto.

 Si queréis aprender cuales son los colores que os representan y os ayudan a tener excelencia en vuestra imagen, no dudéis de hacerlos mi prueba de psicología del color ya que obtendréis conocimientos para toda la vida.

feliz semana bellos. Namaste.

Leave a comment